Diagnóstico iridológico

Los iris llenos de  extrañas telarañas de colores, que pueden fascinar al observador, son iris de constitución conjuntiva débil, también llamados iris de margarita, por las innumerables lagunas que contienen. Y aunque abiertamente demuestran su fragilidad, resulta complicado determinar cuales son sus mayores puntos débiles, puesto que aparentemente todo el organismo esta afectado.

                               Psicológicamente, y partiendo de la base que los ojos son el espejo del alma, podremos decir que generalmente los individuos con este tipo de iris son personas activas y alegres, que utilizan su cuerpo como escaparate de sus emociones. Son sociables y espontáneos y no pasan desapercibidos, ya que son muy vistosos y gesticulan mucho. Su gran vitalidad hace que los que estén a su alrededor no se aburran nunca, ya que son los que animan todas las reuniones, les encanta ser protagonistas y tener a todos como audiencia. Están dotados de una gran creatividad y son grandes amantes de la música, son frecuentemente los inventores, artistas y escritores de nuestra cultura. Debido a su hiperactividad, en ocasiones necesitan periodos de descanso para no caer en el agotamiento y la depresión.

 

                               En el plano físico el iris de margarita es una constitución hereditaria de mala calidad y el individuo está acostumbrado a tener una salud relativa, teniendo un poquito de todo, pero nada grave en realidad, con lo cual se acostumbran a vivir y a no cometer excesos, pues su cuerpo no los tolera y rápidamente les pasa factura.

Por lo contrario las personas con una constitución de primera clase no cautivarán a nadie con la mirada, pero poseerán una gran fortaleza física, tenderán a los excesos y creerán estar al borde de la muerte cuando sufran un leve resfriado… Así la naturaleza compensa sus fallos.

 

                                Las personas con iris de margarita deberán cuidarse más la salud, y para ellos es importante seguir un tratamiento preventivo, reforzando y nutriendo aquellos órganos con una marcada tendencia a la desnutrición y a la debilidad. El tratamiento preventivo y una dieta nutritiva y equilibrada ayudarán para que en caso de trauma emocional el cuerpo este más preparado para recibir el impacto sin que la somatización cause graves lesiones en los tejidos y se pueda disfrutar a la larga de una buena calidad de vida evitando caer en enfermedades crónicas.

                               Si se observa este iris en un niño pequeño, será vital cuidar su dieta para que sea rica y nutritiva, así como darle complementos vitamínicos específicos, para que en las fases de crecimiento no se acusen mas aun las carencias nutricionales. Si ponemos un tratamiento a tiempo las lagunas irán empequeñeciendo y el tejido conjuntivo se volverá más fuerte. Podemos llegar a mejorar en un grado o dos la constitución del individuo. Esto ha de hacerse durante el desarrollo y crecimiento, época en la que podemos actuar favorablemente en la salud del niños e incluso mejorar su anatomía con el deporte y mejorar la tendencia a la debilidad muscular.

 

 

 

 

 

                                     DIAGNÓSTICO Y VALORACIÓN DEL IRIS

 

 

Imagen del iris a la izquierda

Varón, 28 años

Ojo derecho

Color del iris verde-azul

No hábitos tóxicos

Constitución: Iris de tejido conjuntivo débil

 

 

 

Los ojos camaleónicos de esta persona se ven a veces azules, a veces verdes y otras veces grises, según la luz ambiental.

El color de base de los filamentos es azul, lo cual se apreciará en los espacios abiertos donde la luz que se filtre sea blanquecina y resalte el color azul que se encuentra en las capas de filamento mas profundas del iris. Si observamos este iris expuesto a una luz artificial, los veremos de un color verde, próximo al color esmeralda, puesto que la luz amarilla resaltara las capas superficiales que se encuentran “teñidas” y que varían del color original.

Su constitución es pues azul de tejido conjuntivo débil.

 

 

 

1. El  recuadro nos muestra el área del pulmón debilitada y enmarcada con fibras blanquecino amarillentas que indican una inflamación crónica. Esta inflamación crónica puede estar no manifiesta en el paciente, debido a que su cuerpo no tiene la fuerza de entran en fases reactivas o agudas.

 

2. En el recuadro  podemos observar varias criptas en forma de rombo de bastante profundidad que indican una fuerte debilidad de este área que corresponde con la faringe y la laringe. Según la nueva medicina del Dr.Ryke Geerd Hamer, estas zonas entrarían en un conflicto grave en el caso de que el individuo emocionalmente sufra por no poder alcanzar un objetivo en particular. Un trauma intenso a este nivel podría ser el desencadenante de una enfermedad grave, por lo que a este individuo en particular le conviene llevar una “filosofía de desapego” en la vida, y de flexibilidad cuando el objetivo no sea alcanzable en la realidad.

 

3. En el tercer recuadro ampliado se observa un estrechamiento de la corona, así como una mayor pigmentación tóxica de color amarillento en la zona del apéndice. El color amarillento informa de un problema tóxico, crónico en el colon ascendente, que puede implicar problemas digestivos y tendencia a la putrefacción en el colon.

 

 

Los ojos son espejos del alma, y el iris lo es del cuerpo.

 

 

Autora: Katia Dolle

 

 

Si nunca le han hecho un exámen iridológico, pida hora aquí.